Cuñas publicitarias

20 Dic


La publicidad ha estado siempre a nuestro lado, incordiando, haciéndonos esperar entre programa y programa, cortándonos nuestras series favoritas… Nos obligan a escuchar una y otra vez los mismos anuncios hasta que penetran en nuestra mente de forma irreversible, somos capaces de repetirlos palabra por palabra de forma inconsciente, y cuando vemos el producto en las tiendas, por mucho que hayamos odiado la dichosa cuña, como nos resulta familiar, caemos en la fiebre consumista. Y es que la publicidad acaba formando parte de nosotros por mucha oposición que le plantemos, e incluso acabamos pudiendo rescatar algunas piezas que nos enamoran.

Al ser parte de nosotros, nos representan y se muestran tal cual es la sociedad en la que se desarrollan, y como tal, evolucionan al tiempo que lo hacemos nosotros. El mejor ejemplo de esto son estas dos cuñas, una de los años 50, de la crema Babé, y otra de los años 70, minifaldas minijup.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: